Facebook Twitter Google +1     Admin

Talidomida: Saliendo de la tinieblas

Una amiga muy querida me comentaba el resultado de sus análisis de laboratorio y la preocupación que sentía por los valores encontrados en ellas. El aumento de las macroglobulinas hallado, la hacían presagiar que la enfermedad que la aqueja; una especie de linfoma, estaba asomando su fea cara.

Mi asombro llegó cuando mencionó el nombre del medicamento que estaban por prescribirle; posterior a una nueva serie de exámenes que deberían realizarle.

El nombre del medicamento era la Talidomida.

Quizás haya muchos que no la recuerden.

Quizás haya otros que sí.

Pero todavía hay quienes hasta hoy, llevan la marca de sus estragos.

La Talidomida es un fármaco desarrollado en un laboratorio alemán en 1957 y que se prescribió entre los años 1958- 1963 y fue utilizado como sedante y como calmante de las nauseas durante los primeros meses del embarazo.

El nacimiento de miles de bebés afectados de focomelia (anomalía del desarrollo que se caracteriza por la ausencia de la porción proximal de uno o más miembros,  las manos o pies se unen al tronco por un solo hueso pequeño de forma irregular), provocó la investigación y posterior descubrimiento de que la Talidomida, medicamento que consumieron las madres, tenía efectos teratogénicos (que provoca malformaciones congénitas).

La salida del mercado de la Talidomida fue realizada de manera más o menos rápida siendo España en 1963 el último país en retirarlo de sus farmacias.

El efecto desastroso de la Talidomida provocó en los países un cambio de conciencia en lo que respecta a los medicamentos y a su comercialización. Se promulgaron leyes de Control de Medicamentos y la exigencia de ensayos en animales antes de ser utilizados en seres humanos. Pero sobre todo se empezó a tener más cuidado en lo que se le recetaba a una mujer embarazada.

Han pasado los años y hoy, la Talidomida se está utilizando para otro tipo de dolencias. Se está usando en el tratamiento de la lepra, algunos tipos de cáncer y en enfermedades como el mieloma múltiple en donde se han encontrado gratos resultados. Su uso no puede ser indiscriminado y se necesita una exaustiva evaluación médico-clínica para indicarla así como examenes complementarios que determinaran si el paciente puede o no recibir el medicamento.

Mi conocimiento de la Talidomida es por una radionovela que escuchaba mi abuela, el nombre era "Talidomida, la droga maldita", yo seguia cada capítulo cuando la visitaba, aunque no entendia mucho, pero el nombre me quedo grabado, aunque no recuerdo exactamente en que año la difundieron. Mi esposa también escucho la misma radionovela y me lo comento al leer mi blog. 

En el momento de escribir este artículo, mi amiga ha empezado  el tratamiento con Talidomida, el sueño, el mareo han hecho su aparición. Ella espera; así como nosotros, que el medicamento funcioné y pueda recuperarse.

Dios quiera que  la Talidomida pueda pagar su deuda con la humanidad.

Extraido de http://es.wikipedia.org/wiki/Talidomida

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris