Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2016.



¿Porque nos deprimimos cuando termina un anime?

20160829221428-nagisa-2.jpg


Encontré este artículo y me he tomado el atrevimiento de traducirlo. Quizás explica lo que sentí cuando terminó Clannad el anime que estaba viendo. Creo que no estaba mal de la cabeza cuando me deprimí. espero les guste y si cometí algun error en la traducción mil disculpas. Gracias.

Tengo un amigo que dejó el anime. Cuando le pregunté por qué, dijo que es porque "terminó”. Por supuesto, eso suena absurdo en la superficie , pero si le preguntas a muchos fans del anime cómo se sienten cuando termina un anime , un fuerte número de ellos le dará una respuesta que suena muy cerca de la depresión .

El fenómeno es lo suficientemente común como para justificar su propio nombre , el síndrome de depresión post - animado (PADS ) . Los síntomas incluyen desde llorar hasta una crisis existencial , y el grado de PADS varía dependiendo del anime y de la persona

El anime no es el único medio que provoca este síndrome. Cualquier cosa, desde series de televisión a los libros parecen provocar el mismo efecto . Por suerte , en la década de 1950 , un par de investigadores nombrado Donald R. Horton y Wohl Richard trató de comprender por qué sucede esto . Acuñaron el término " Interacción Para- social" ( PSI en inglés) y fueron los primeros investigadores para- sociales.

 

PSI es la conexión social que el espectador establece con la pantalla. Aunque la interacción tiene un solo sentido, en el espectador se desarrolla la idea de que ellos “conocen” el personaje como si se tratara de un amigo o miembro de la familia. Eso sería llevar a alguien a creer que las personas que desarrollan la PSI lo están haciendo para reemplazar las interacciones sociales de la vida real, pero la investigación ha encontrado lo contrario. Es cierto las  PSI se forman mediante la comparación de los personajes con las experiencias de la vida real pero complementan las interacciones de la vida real, en lugar de reemplazarlas.

 

Es fácil confundir la PSI con la idolatría y fanatismo. Los aficionados adoran ídolos desde la distancia, mientras que las relaciones de la PSI están construidas sobre una sensación de intimidad emocional desde la distancia. Por lo tanto, las personas buscan y encuentran rasgos en sus relaciones de la vida real dentro de los personajes de una pantalla. Luego, los investigadores concluyen que los patrones sociales de la PSI y de la vida real son casi idénticos.

 

Por lo que el sentimiento de tristeza que se obtiene cuando un personaje muere o se va, es el mismo tipo de tristeza se sentiría si llegara a suceder en la vida real , aunque posiblemente en un grado menor . Esa sensación única se amplifica cuando un programa termina, ya que es cómo perder a todo un grupo de amigos a la vez .

 

Por esta razón , pude ver por qué mi amigo dejó de anime. Muchos animes son muy cortos en comparación con los dramas de televisión occidentales. Los ánime a menudo duran sólo 12-26 episodios mientras que programas como The Walking Dead ya están en su sexta temporada. Algunas personas son más adversas a la pérdida que otros, por lo que prefieren programas de mayor duración.

 

Entonces podemos llegar a algunas conclusiones. La primera es que uno se siente deprimido cuando un anime, serie o programa termina; no por el espectáculo en sí, si no debido a la partida de los personajes dentro de la serie. La segunda es que esta depresión es completamente normal y que está bien sentirse triste. Y la tercera es que, al final, los animes son como amigos en que van y vienen. Así que a reanimarse y buscar otra serie.

Traducción libre del íngles del artículo: Why Do We Get Depressed When an Anime Ends? original by Dr. Dokupe Aug 6th, 2016
 http://goboiano.com/original/4807-why-do-we-get-depressed-when-an-anime-ends%253F

Etiquetas: , ,

29/08/2016 16:10 elcastillodelwyrm #. Artículos Varios No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris