Facebook Twitter Google +1     Admin

Aprendiendo a envejecer

20071106222552-dibujo111.jpg

La esposa de uno de mis pacientes me alcanzó el recorte de un artículo aparecido en una revista en la sección - Apuntes para vivir mejor - . El artículo se llamaba Aprendiendo a envejecer una colaboración de Virginia de Landavere, después de leerlo quedé gratamente impresionado y quiero compartir con ustedes estas líneas.

Cuidaras con tu presencia todos los días”. Viste bien, arréglate como si fueras a una fiesta: ¡Qué más fiesta que la vida!

No te encerrarás en tu casa y en tu habitación”. Nada de jugar al enclaustrado o al preso voluntario. Saldrás a la calle y al campo de paseo. El agua estancada se pudre y la máquina inmóvil se enmohece.

Amarás el ejercicio físico como a ti mismo”. Un rato de gimnasia, una caminata razonable dentro o fuera de la casa. Contra la inercia, diligencia.

Evitarás actitudes y gestos de viejo derrumbado”. La cabeza gacha, la espalda encorvada, los pies arrastrándose. No. Que la gente diga un piropo cuando pases.

No hablarás de tu vejez ni te quejarás de tus achaques”. Acabarás por creerte más viejo y más enfermo de lo que en realidad estás. Y te harán el vacío. Nadie quiere estar oyendo historias de hospital. Deja de llamarte viejo y considerarte enfermo.

                                                                                                                                                                                                                “Cultívate en el optimismo sobre todas las cosas”, Al mal tiempo buena cara. Sé positivo en tus juicios, de buen humor en tus palabras, siempre de rostro alegre, amable en los ademanes. Se tiene la edad que se ejerce. La vejez no es una cuestión de años sino de estado de ánimo.

Tratarás de ser útil a ti mismo y a los demás”. No eres un parásito, ni una rama desgajada voluntariamente del árbol de la vida. Bástate hasta donde sea posible, y ayuda. Ayuda con una sonrisa, con un consejo, con un servicio.

Trabajarás con tus manos y tu mente”. El trabajo es una terapia infalible. Cualquier actitud laboral, intelectual, artística. La bendición de trabajar es medicina para todos los males.

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: udg haseooi

hrjr gf quiero 1 fotolog

Fecha: 25/11/2008 10:33.


Autor: wyrm azul

disculpa si te pudieras explicar
Gracias

Fecha: 25/11/2008 20:18.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris